La revolución del reskilling y upskilling

Estamos viviendo la revolución del reskilling y upskilling para sobrevivir en el mercado laboral. Si antes de la pandemia esto era tendencia a nivel económico y de RRHH, post crisis esto es una realidad inevitable. El World Economic Forum afirmó que la mitad de los niños de primaria trabajarán en puestos que aún no existen. Por otro lado, se estima que la recuperación de la crisis se hará en forma de K en el que en algunos sectores será muy rápido (IT) y otros desaparecerán, mutarán o se recuperarán muy lento.

indle Paperwhite – Resistente al agua, pantalla de alta resolución de 6″, 8 GB

A todo esto se le suma que España respecto a Europa va a la cola en reskilling y a la cabeza en trabajadores sobre cualificados, jóvenes con doble titulación universitaria que trabajan de camareros o similar. En contraposición con este perfil, tenemos otro problema que son los trabajadores que más años tienen en sus puestos de trabajo y que sienten menos interés y curiosidad por el reskilling, cuando la realidad exige un aprendizaje constante.  

Pero no es un reto solo de los trabajadores, las empresas pueden poner en marcha cursos de formación, plataformas, rotación de puestos de trabajo, grupos de trabajo, etc. También las administraciones públicas pueden contribuir a la revolución del reskilling y upskilling dotando de las herramientas necesarias y reestructurando el sistema educativo en base a las necesidades actuales y futuras del marcado laboral.

¿Qué es el reskilling?

El reskilling haría referencia al llamado reciclaje. En un mundo tan cambiante las empresas necesitan nuevos perfiles que muchas veces no son fáciles de encontrar.

Sería el aprender a realizar tareas que no son propias del puesto de trabajo. Esto puede darse tanto dentro de la empresa, como de forma externa para tener más oportunidades laborales. Por ejemplo: un graduado en ADE o en derecho que decide hacer un master en marketing digital, sería un caso de reskilling.

Una de las estrategias más eficientes que están llevando a cabo las empresas es el aprendizaje entre pares, que resulta más útil que los cursos que la empresa pueda ofrecer. Además, en el caso de los cursos, estos son cada vez más online, y ¿Cuál es el tema estrella? El marketing digital.

Estos cambios en el entorno demandan personas con capacidades diferentes, la crisis ha acelerado estos cambios. Las capacidades que más se demandas son las asociadas al cambio tecnológico. Entre estos perfiles más demandados, la presencia de mujeres es muy bajo con lo cual el colectivo de mujeres tiene una necesidad mayor de reskilling.

Reskilling ejemplos

Upskilling digital

El upskilling consiste en aprender nuevas habilidades propias del mismo puesto de trabajo. Herramientas, software, etc. Casi siempre relacionado con el entorno digital. Con lo cual, un objetivo añadido con este tipo de acciones es reducir la brecha digital.

Pero, no todo nuevo aprendizaje demandado por el mercado laboral viene dado por las nuevas tecnologías. Esto también se puede apreciar en la economía verde, es decir, todas las actividades que contribuyan con la sostenibilidad y la mejora de la calidad ambiental.

En este sentido, las fuentes de producción de energía “sucia” tienen sus días contados en nuestro país y en contraposición estarían las energías renovables. Con lo cual, no nos debería llamar la atención ver oferta formativa (de reskilling o Upskilling) en este sentido, porque es un mercado en auge y los perfiles profesionales de ese sector serán cada vez más demandados. 

Un claro ejemplo de upskilling, sería un graduado en publicidad y RRPP que estudie un master en marketing digital. Las competencias que más se están demandando en este sentido son las de redes sociales, SEO y e-commerce. 

Calculadora ecológica
Tiny Calculator Ecológico Solar Estudiante Portable 8 dígitos Display-B4

Reskilling y upskilling para teletrabajar

Las habilidades que se demanden pueden ser técnicas o no. A consecuencia del Covid y con la consecuente expansión del teletrabajo cada vez se demandan más habilidades denominadas soft skills. Por ejemplo: capacidad para gestionar equipos remotos, planificación y organización, flexibilidad, adaptación al cambio, trabajo en equipo, automotivación, habilidades digitales, proactividad, resiliencia, o comunicación oral y escrita son solo unos ejemplos.

Dentro de las llamadas hard skills. Estas serían las habilidades que se adquieren mediante formación reglada y que son fáciles de demostrar como puede ser: SEO, SEM, Social Media, programas de diseño gráfico, etc.

Mantenerse al tanto de las nuevas tendencias, con ganas de aprender adaptándose a nuevos entornos, son las claves en la revolución del reskilling y upskilling.

¿Quieres recibir las últimas ofertas de teletrabajo en el sector del marketing?

 

    Share This