¿Tenemos la oficina en casa adaptada al teletrabajo?

A los que no habían trabajado en remoto hasta la pandemia les tocó convertir la cocina, el salón o el dormitorio en una oficina. Después de casi 2 años, el teletrabajo cambió por completo las prioridades y demandas en el hogar. Los teletrabajadores están modificando el mercado inmobiliario, la decoración, por no mencionar el aumento en las reformas. Pero, ¿cuáles son esas nuevas necesidades? Y ¿Cómo saber si tenemos la oficina en casa adaptada al teletrabajo?

Trabajo remoto en casa

El teletrabajo no solo propicia cambios tecnológicos. Sino también sociales, económicos, llegando incluso a modificar las tendencias del mercado inmobiliario. Así lo confirma una encuesta de AEDAS Home en que se obtiene que al 34,7% de los españoles que trabajan desde casa 3 o más días, les gustaría cambiar de casa en los próximos 2 años. La cifra aumenta al 55,5% cuando se plantea el mismo escenario en un plazo de 5 años. 

Además, el deseo de cambiar de hogar es más alto en las personas que viven solas, en la ciudad y de alquiler. 

De hecho, la mayoría preferiría vivir en entornos rurales. En segundo lugar se quedarían los destinos de costa y por último las grandes ciudades. Lo menos atractivo: capitales de provincia.

De producirse esta movilización podría tener efectos positivos en la repoblación de “la España vaciada”. Siempre y cuando, estos pueblos cuenten con una velocidad de banda ancha aceptable, cosa que no siempre sucede y es imprescindible para la oficina en casa.

Pero, ¿a qué cuestiones no renunciarían a la hora de elegir nueva vivienda?

  • Luz natural
  • Salón grande para teletrabajar
  • Terrazas o jardines

Por otro lado, las viviendas que más utilizan dispositivos de IOT como por ejemplo cerraduras inteligentes, robots aspiradores o los tan populares asistentes virtuales; son hogares más felices. La realidad es que estos dispositivos ayudan a hacerte la vida mucho más fácil. Con una cerradura inteligente, puedes revisar desde tu móvil si has cerrado bien al salir o abrir la puerta de manera remota a familiares y amigos que vayan a visitarte.

El uso de estos dispositivos es más común en la población que teletrabaja entre 2 y 3 días a la semana, que entre los que lo hacen de manera presencial.

A medida que se vaya implantando y perfeccionando la IA, la presencia de asistentes virtuales también será mayor. Quizás en vez de ser utilizados para poner música, la alarma o la lista de la compra; empecemos a usarlos como verdaderos asistentes. Se prevé que en el futuro incorporen cierta movilidad para poder vigilar diferentes espacios de la casa e incluso monitorear a menores o personas dependientes. 

De momento se trata de un dispositivo que en el teletrabajo nos puede ayudar a:

  • Recordarnos reuniones pendientes
  • Poner una alarma para hacer una pausa
  • Realizar una llamada
  • Leer las últimas noticias del día

Escritorio de teletrabajo

Según la Escuela Madrileña de Decoración un 63% de los españoles echaron en falta alguna reforma mientras teletrabajaban. Concretamente, el 20% afirmó necesitar mobiliario adecuado para teletrabajar. Desde escritorios y sillas, que son lo más demandado, hasta lámparas y soportes para portátiles. 

Uno de cada cuatro afirmó necesitar más espacio, sobre todo en lo referente a terrazas y balcones.

El lugar favorito para trabajar en casa es el salón (53,1%), seguido del despacho (35,9%) y las habitaciones (23,9%). Algo muy llamativo de esta encuesta es la preocupación manifestada por las personas que realizan videollamadas, sobre la apariencia de su casa. De los cuales, el 40% ha hecho alguna modificación para mejorar el aspecto de su hogar frente a la cámara y el 46% afirma que actualizaría la pintura de su casa. 

El 15,7% de las personas que trabajan desde casa, dijo necesitar un espacio propio, no compartido. Mientras que el 13,4% hizo referencia a menores niveles de ruido. Estas dos cuestiones cobran vital importancia cuando se trabaja con niños en casa. 

Teletrabajo con niños en casa

Del estudio de AEDAS Homes se obtuvo que los hogares más felices son los que tienen más hijos. Aunque el teletrabajo, muchas veces se plantea como una vía de conciliación, también pueden surgir cuestiones como la dificultad para concentrarse. Por ello es importante:

  • Tener un espacio físico en el que solo se trabaje
  • Comenzar a trabajar antes de que los niños se levanten. Te ayudará a poder adelantar cosas y a gestionar mejor el tiempo.
  • Mantener horarios y rutinas. Tanto para lo laboral como lo personal.
  • Descansa. La IOT nos puede ayudar a medir nuestro sueño o a poder conciliar el mismo con ruido blanco o regulando la intensidad de la luz según la hora. Depende de ti utilizarla.

Tener la oficina en casa puede significar un cambio drástico en nuestra calidad de vida. Pero para ello necesitamos organización, buena comunicación y confianza. Además, es indispensable que contemos con herramientas y el software necesario y que dediquemos tiempo a conocer su funcionamiento. Recuerda que se acerca el Black Friday, la mejor época para comprar lo que necesitemos para teletrabajar, a precios más bajos.